Un tiro por la salud del imperio