Más brillante que el mismo sol