El artista jienense triunfa en cada maratoniana velada en la que entremezcla el material de su reciente disco Infinitos bailes con los clásicos de siempre. La revista 100×100 Música ha sido testigo de cómo el público llena las gradas de teatros y auditorios al tiempo que corea los éxitos en la gira Loco por cantar. Nombrado hijo predilecto de Linares en mayo, sigue recorriendo Latinoamérica y, en breve, retomará el tour por España.

Texto y fotos: Gemma R. Vega

La locura por cantar de Raphael no tiene límite. Con un poderoso repertorio de canciones y otro tanto de gestos, sale triunfante en cada concierto. El cantante, resistente a modas y al paso del tiempo, funde talento, corazón, teatralidad y elegancia. No existen ribetes de decrepitud ni de fatiga en él y conserva intacto el carisma y la energía de antaño, tras más de medio siglo de trayectoria musical.

Gira loco por cantar

De esta forma se presenta en esta gira, Loco por cantar, en la que acumula más de cuarenta actuaciones desde que comenzó en mayo del año pasado. Raphael coló, con arte, gran parte de las canciones que dan forma a su último trabajo, Infinitos bailes, publicado a finales del 2016 y escrito en su totalidad por catorce jóvenes compositores entre los que destacan Pablo López, Manuel Carrasco, Vanesa Martín o Rozalén entre otros. Sin embargo, los temas clásicos dominaron gran parte del espectáculo para deleite de los presentes y del propio artista, que estiró los finales para saborear el aplauso con calma.

Gira loco por cantar

Arrancó el concierto con Infinitos bailes y prosiguió con Aunque a veces duela e Igual (loco por cantar), tres de sus temas nuevos, antes de saludar a los presentes. Puntual, salió a escena uniformado en el eterno negro y visiblemente emocionado. Sonriente, cultivó un cálido recibimiento y con gesto autoritario señaló que el escenario era de su propiedad. Y sin admitir discusión, superó las tres horas de sesión y rozó las cuarenta piezas.

La arrolladora Mi gran noche fue la cuarta. De aquí en adelante, un concierto más cercano al rock que en otras ocasiones. Su ego pronominal creció a picos inalcanzables con Yo sigo siendo aquel, compartió las fotografías de su álbum personal en Vive tu vida, coqueteó con la chaqueta al hombro, como solo él sabe, mientras entonaba Por una tontería y se dejó querer por el piano en Nostalgias. Después, goteos del pasado con Estuve enamorado, La quiero a morir o Detenerla ya.

Completado el ecuador del recital, Raphael abrazó el formato acústico. Para ello, susurró junto a los acordes de la guitarra un emotivo Gracias a la vida con el recuerdo de la enfermedad en el aire sin ser mencionado. Y no faltó un guiño al flamenco con Gavilán.

Gira loco por cantar

Afrontó el último bloque con las canciones más reconocibles, esas que empujan al subidón intenso como Estar enamorado, En carne viva, Que sabe nadie o el inconfundible Escándalo. El cantante jienense se llevó el auditorio por delante en Como yo te amo, toda una declaración de amor a la música, al público y a la vida, porque Raphael siempre está loco por amar, al igual que por cantar.

Gira loco por cantar

Durante el mes de junio, Raphael estará de gira internacional. En julio retomará el tour nacional.

 

Fechas de la gira “Loco por cantar”:

 

20 de julio. Andújar (Jaén)

22 de julio. Gandía (Valencia)

26 de julio. Mallorca

28 de julio. Málaga

02 de agosto. Vigo

10 de agosto. Chiclana (Cádiz)

11 de agosto. Lepe (Huelva)

17 de agosto. Roquetas del Mar (Almería)

07 de septiembre. Azuqueca de Henares (Guadalajara)

13 de septiembre. Valencia

15 de septiembre. Benidorm

22 de septiembre. Madrid

28 de septiembre. Barcelona

29 de septiembre. Zaragoza

05 de octubre. Córdoba

06 de octubre. Granada

12 de octubre. Las Palmas de Gran Canaria

20 de octubre. Sevilla

21 de octubre. Sevilla



¡Síguenos en Facebook y/o Twitter!

Toda la información sobre la música en español está en www.100x100musica.es