Crónica y fotos: Gemma R. Vega


El festival gallego PortAmérica cerró el sábado su sexta edición. Tres días en los que desfilaron Xoel López, Quique González, Carlos Jean o Leiva, entre otros, por los escenarios de la carballeira de Caldas de Reis (Pontevedra).

El festival gallego PortAmérica bajó el telón de su última edición con un balance muy positivo. Un evento cultural de referencia que apuesta por la fusión y que, año tras año, gana aceptación entre los jóvenes. Por sexta vez ha logrado reunir en un mismo cartel, grupos de renombre internacional con lo más sonado del pop rock nacional. Buen ambiente desde la primera hora de la tarde hasta la madrugada sazonado con degustaciones de alta cocina comandadas por el chef Pepe Solla.

Si lo emocionante de un concierto son los segundos previos a la aparición del artista en escena, en un festival de tal calibre se revive esa sensación una y otra vez. Y es difícil quedarse con uno solo de los espectáculos.

Jornada de cierre, sábado 15 de julio

El último día de PortAmérica era el más esperado por el peso de los artistas. La música arrancó a las cinco de la tarde con apertura de dj. Una hora más tarde, irrumpió en el Escenario Cultura Quente la banda independiente indie-folk Fizzy Soup, que presentaba en vivo su nuevo disco “Not so far”, una mezcla de rock, soul y psicodelia. A continuación, Igloo y Siddhartha amenizaron la merienda a un público con ganas de música en directo que combinaba los chapuzones en el río Umia con los pinchos de los grandes cocineros -porque la gastronomía es una seña de identidad de este festival-. La espera entre actuación y actuación se hacía más llevadera si se visitaban los diferentes puestos en los que se ofertaba comida. Varios food trucks en los que se ofrecían hamburguesas y bocadillos con ingredientes gallegos. Aunque el punto clave era el Show Rocking. De 19:30 a 00:00 se podía probar obras de los cocineros Javier Estévez, Adrián Felípez, Diego Guerrero, Iago Castrillón, Maca de Castro o Iago Pazos entre otros. Los chefs sorprendieron con bonito curado en agua de mar, ceviche de carabinero en roca de sal, coca de dorado marinado o pan de hojaldre con costilla de cerdo negro.

Depedro Portamérica

A última hora de la tarde, travesía desde México D.F hasta África Occidental a través de la potente voz del cantante rock Depedro con su cuarto álbum “El pasajero”. Después llegó uno de los conciertos más esperados. Antes de que se cumplieran las diez, Quique González ya entonaba la canción “Charo” incluida en el reciente disco “Me mata si me necesitas” rodeado de Los Detectives. Al fondo, las farolas y el cartel “Asturiana de Zinc” con los que decora habitualmente el escenario. Aplausos cariñosos para un músico agradecido que sonrió satisfecho, en todo momento, a su público.

Quique González en Portamérica

El plato fuerte se reservaba en el escenario Estrella Galicia. Cerca de las once de la noche apareció la “Leiband” y, a continuación, Leiva prendió fuego al escenario con “El último incendio”. Interpretó “La lluvia en los zapatos” y “Animales”, antes de la primera pausa para saludar y agradecer formar parte de PortAmérica. No era una noche para las palabras y alternó temas de su época en Pereza con piezas sus tres discos en solitario. De repente, fogonazo a los años noventa. Junto a Leiva, reapareció Quique González, para versionar la canción de Andrés CalamaroCrímenes perfectos“. Cerró con “Lady Madrid” no sin antes pedir que se viviera ese momento a tiempo real, sin móviles en alto. Un clásico en las despedidas de este artista madrileño.

Leiva en Portamérica

Le siguió la banda mexicana de rock experimental Porter. Pasada la medianoche, Xoel López lució una llamativa chaqueta roja que puso el color a una velada a la que todavía le quedaba mucho ruido por delante. Un repaso muy completo a sus veinte años de trayectoria. Además, el cantante coruñés anunció la llegada de dos proyectos en los que ha depositado mucha ilusión. En septiembre, publicará un libro de poemas y meses después un nuevo álbum. Cerró su show con el coreado tema “Que no”.

Xoel López Portamérica

Ya en la madrugada, desde Arizona llegó la Orkesta Mendoza para animar a los presentes con aires latinos. El broche final lo puso el Instituto mexicano del sonido.

Portamérica comida

Otras publicaciones relacionadas: