Entrevista a Joana Jiménez: Pedro Ángel Sánchez (@pedroangelsanch)


Su paso por la primera edición del programa “Se Llama Copla”, uno de los más vistos en Canal Sur convirtieron a Joana Jiménez en toda una estrella en Andalucía. Tras varios discos publicados ahora regresa con “Como el primer día”, un álbum en el que hace suyos algunos de los clásicos más inolvidables de nuestra música y en el que se aleja más que nunca de la copla, el género con el que se dio a conocer.

Regresas con un álbum en el que versionas auténticos himnos de la música en español. ¿Qué significan para ti estas canciones?

Son canciones enormes de autores sublimes a las que creo que les he dado mi personalidad, sin desvirtuarlos, y a los que creo que les he puesto un traje fantástico gracias al trabajo del maestro Jesús Bola, con quien tenía muchísimas ganas de trabajar.

¿Cómo surge grabar un disco con un repertorio de estas características?

La idea era rescatar grandes canciones de los 70-80. Temas que han puesto banda sonora a la vida de varias generaciones y en especial a un publico ya algo más maduro, de 50 en adelante, que es el que me sigue y con el que no queríamos romper. Por otro lado creo que ese aire fresco que hemos dado al repertorio está gustando también mucho a ese otro público más joven que también me sigue.

¿Con qué canción te quedarías de este álbum?

“Como el primer día”, una canción de Alberto Cortez que hemos hecho por bulerías y que de la que me enamoré nada más leer la letra.versiones de joana jiménezJoana, ¿cómo te llevó la vida a la copla?

Yo empecé bailando flamenco con cuatro años y a los años ya canté por primera vez en un teatro, evidentemente, siendo de Sevilla raro hubiera sido que no hubiera sido copla. Es un género que evidentemente siempre vendrá conmigo porque es un tipo de música que en mi casa he mamado desde que estaba en el vientre de mi madre.

De hecho, yo siempre digo que la banda sonora de mi vida son las coplas de “mi” Marifé en la voz de mi madre. Pero no por eso quiero que se me encierre y se me etiquete de coplera, porque no me siento coplera. No por nada, sino porque a mí me encanta la música en todas sus formas. Yo disfruto lo mismo cantándote por soleares, que cantándote una bachata, una balada o un bolero.

A día de hoy, ¿cómo definirías tu momento actual?

De puro aprendizaje. Cuánto más tiempo llevas en este oficio, más te das cuenta que necesitas seguir aprendiendo. Y lo estoy haciendo a la vez que disfruto de cada momento, de cada concierto, de cada nuevo reto que se pone por delante.

¿Se siguen sintiendo nervios?

Los primeros minutos de un concierto… ¡Uff! A mí me tiemblan las piernas, las cejas, las pestañas… ¡A mí me tiembla “tó”! ¡Para mí es mucha responsabilidad! Hasta que no pasan unos minutos en los que yo siento que todo va bien, no me relajo. Yo le tengo muchísimo respeto a esta profesión y a la gente que compra una entrada para ir a verte… y no quiero defraudarlos por nada en el mundo.

Creo que en el momento en el que no haya ese poquito de miedo, que no sientas un cierto respeto y que creas que todo está controlado… es que está empezando a fallar algo.canciones de joana jimenez¿Cómo surgió lo de presentarte al concurso “Se llama Copla”?

Es curioso porque yo llevaba muchos años viviendo en Madrid, lo que pasa es que siempre que podía bajaba a Sevilla para ver a mi madre. Y en uno de esos viaje ví en Canal Sur, el canal que mi madre siempre tiene puesto en casa… (risas) un anuncio que te invitaba a llamar a un teléfono si te gustaba cantar copla. Lo hice porque nunca pensé que fuera un concurso, pensé que era un programa pero de otro estilo… Si no probablemente nunca hubiera llamado nunca. Lo que no imaginé jmaás era lo mucho que me iba a dar ese programa. Por eso yo siempre digo que lo que está “pa’ ti, está pa’ ti”.

¿A tu madre se le “caerá la baba” cada vez que te ve sobre un escenario, no?

¡Imagínate! ¡Para mí ella es mi heroína! Ella ve en mí lo que ella quiso ser, y que nunca pudo conseguir por las circunstancias. Era la mayor de nueve hermanos, le tocó trabajar desde niña… Ver su carita y ese brillo en los ojos cuando canto significa devolverle todo lo que ha hecho por mí.

Me la he subido a cantar conmigo en algún concierto, como el que dí en el Lope de Vega o en el Teatro Cervantes, porque canta muy bien… De hecho, ahora hace sus “bolitos” con otras señoras gracias a una asociación de mujeres que han formado en defensa de la copla y cantan por los sitios que les van llamando.

¿Te ha dado la música muchos disgustos?

¡Muchos! ¡Pero de los disgutos no me acuerdo! (Risas)… ¡Tengo una espalda que no te imaginas! Soy una persona muy positiva, muy alegre y muy luchadora… Y qué quieras que te diga. Que tengo la suerte de tener unos seguidores impagables que me adoran y una profesión a la que llevo dedicada desde los 19 años. ¡No puedo perdirle más a la vida!

Otras publicaciones relacionadas: