Hacía mucho que no veía a Sergio. Desde nuestra última entrevista habían pasado varios años, varias giras y dos discos; sin embargo el cantante recordaba perfectamente aquella última charla en un hotel de Avenida de América (Madrid). Tocaba ponerse al día y para ello quedamos en las oficinas de Warner Music donde le esperamos con muchas ganas de hablar de “Vía Dalma III”, el álbum en el que vuelve a hacer suyos grandes clásicos de la música italiana. Una entrevista a Sergio Dalma que llega en mitad de la gira de conciertos con la que el intérprete está recorriendo buena parte del país.

Entrevista a Sergio Dalma: Pedro Ángel Sánchez

Sergio, ¿cómo está siendo para ti este viaje junto a Vía Dalma III?

Al igual que me ocurrió con los otros volúmenes la grabación de este trabajo me ha permitido rememorar los años en los que triunfaron aquellas canciones y desempolvar muchos de esos discos que han formado parte de mi vida. Es ahora con el comienzo de gira cuando estoy empezando a disfrutarlas también en mis directos.

¿Te pensaste mucho lanzar esta tercera parte de Vía Dalma?

En absoluto. Publicar Vía Dalma III se ha producido porque era algo que mi público me venía pidiendo. Ocurrió igual con Vía Dalma II, yo nunca he sido mucho de segundas partes pero si la gente lo solicita, tienes que hacerlo. Por eso de momento ahora cierro esta trilogía, pero si fuera por repertorio podría llegar a hacer muchos Vía Dalma... ¡Nunca puedes cerrarte a nada en redondo!

¿Qué tiene de mágica la música italiana, sobre todo de los 70 y los 80?

¡Tú lo has dicho! ¡Sobre todo de esas décadas! Yo sigo mucho el trabajo de muchos compañeros italianos, y echo mucho de menos la esencia italiana de aquellas melodías, de aquellas letras (algunas tan duras), y la forma tan desgarrada de interpretar aquellas composiciones. Creo que ahora en Italia se está intentando imitar mucho lo de fuera y se está perdiendo ese sello tan “italiano” que ha permitido a esas canciones perdurar en el tiempo.entrevista a sergio dalmaDónde recuerdas escuchar esas canciones…

Por todas partes, pero sobre todo en mi casa; crecí con ellas. Mi madre era muy seguidora de Richard Cocciante, de Adriano Celentano… y eso es algo que a mí me ha terminado marcando musicalmente. En esta gira he querido hacer un homenaje a aquella radio en la que sonaban estas canciones que después nuestras madres y nuestras abuelas trataban de tararear y cantar a su manera.

Tres volúmenes de Vía Dalma y aún son muchos los temas que siguen quedándose en el cajón, ¿no?

¡Muchos! Quedan pendientes muchos de Ricchi e Poveri, de Franco Battiato… De artistas que todavía no hemos tocado como Dalla; y si ya entramos en canciones que aquí no fueron populares… ¡Imagínate!

Luego de todas maneras lo importante es que suenen creíbles, que suenen “a Dalma”. No se trata de hacer ‘covers’ por hacer.

Sergio, ¿alguna de estas nuevas canciones te transporte a algún recuedo especial?

Prácticamente todas. Pero reconozco tener debilidad por Amores, una canción que descubrí gracias a una película italiana protagonizada por Penélope Cruz (Non ti movere) que me encanta. Es un tema de Toto Cotugno, habla del amor de una manera muy diferente a la que estamos acostumbrados; me emociona mucho.

Trabajaste mucho en la música hasta de grabar tu primer álbum…

¡Hice de todo! Empecé cantando en orquestas y a raíz de ahí me surgió la oportunidad grabar muchas cosas. Empecé a hacer coros para partidos políticos, jingles de publicidad, de radio, bandas sonoras de dibujos animados… Eso me dio la oportunidad de conocer a grandes músicos con los que terminé grabando mis primeras maquetas de aquel famoso Esa chica es mía.

Y de repente llegó el éxito. ¿Vino todo tan rodado?

¡Qué va! Aunque no lo creas aquella maqueta de Esa chica es mía nos la rechazaron todas las discográficas. Ten en cuenta que por entonces los solistas no vendían tanto como ahora, en aquella época lo que se llevaba eran los grupos. Afortunadamente tuvimos la suerte de dar con una compañía pequeña catalana que se dedicaba al flamenco y que se lanzó al pop con nosotros. Ahí empezó todo.

Y tras Esa chica es mía llegaron otros éxitos como Sólo para ti o Bailar pegados, tema con el que nos llegaste en Eurovisión. ¿Cómo se siente uno ante la responsabilidad de representar a un país ante Europa?

En aquel momento yo creo que no eres consciente, ¡si lo fueras no saldrías al escenario! (risas). Por fortuna yo actué en los estudios de Cinecittà en Roma, un escenario relativamente pequeño, que no te permitía tener la sensación de que te estaban viendo millones de personas. Si lo tuviera que hacer a día de hoy moriría de miedo y de nervios (bromea).

¿Repetirías?

No. Yo siempre he dicho que para mí Eurovisión fue una experiencia única porque me permitió disfrutar del festival como siempre lo había sentido desde pequeño, como un evento en el que primaba la música, con una orquesta en vivo.

Desde mi punto de vista Eurovisión ha evolucionado y ahora es un espectáculo muy diferente a como yo lo sentía. Aún así lo sigo viendo siempre que puedo porque me trae muy buenos recuerdos. Además es innegable que no deja de ser un buen trampolín para los artistas. Sólo hay que ver los casos más recientes de Pastora Soler, que relanzó su carrera incluso a nivel internacional, Ruth Lorenzo o Barei.

¿Qué te parecen Amaia y Alfred, nuestros representantes para este 2018?

Se ve que hemos decidido seguir la pauta que marcó el año pasado Salvador Sobral. Creo que a su vez Sobral trató de seguir la estela que unos años antes propuso desde Italia Marco Mengoni a solas con su piano, optando por la sencillez y la calidad musical por encima de tanta parafernalia.

En cuanto a Amaia y Alfred ojalá sea una gran oportunidad para ellos, porque a pesar de ser dos artistas noveles están muy bien preparados a nivel musical.entrevista a sergio dalma¿En algún momento te ha asustado que el público llegara a dejarte de lado?

Despues de tantos años es algo que inevitablemente de vez en cuando se te pasa por la cabeza. Yo sólo espero ser lo suficientemente hábil e inteligente para darme cuenta del momento en el que debo abandonar los escenarios, y no sea la gente la que me lo pida.

Son ya tres décadas dedicado a la música, pocos pueden presumir de ello y de seguir en primera línea…

Llevo desde los 16 años cantando y te aseguro que llevo el mismo ritmo de trabajo de hace 20 años. Evidentemente el cuerpo lo va notando y a veces tienes que soltar un poco el acelerador… Lo que pasa es que, no sé que tiene este trabajo, que a pesar de tanto viaje y de estar continuamente de aquí para allá, al día siguiente estás otra vez en forma (risas).

¿Qué se pierde y que se gana con el paso del tiempo?

Se pierden muchos momentos importantes de tu vida diaria, parte del día a día de tu familia… Pero esta profesión es así. Es algo que terminas aprendiendo y asumiendo. Luego lo compensas tratando de estar al máximo con ellos en los tiempos de descanso. Lo que sí te puedo decir es que si lo mido en una balanza, he ganado más cosas que he perdido.

Seguir batallando en los primeros puestos de las listas de ventas con gente muy potente en la actualidad me hace sentir muy afortunado. Después de tres décadas en los escenarios es un privilegio seguir teniendo mi hueco en la música.

Si quieres informarte de las fechas actualizadas de la actual gira de Sergio Dalma puedes hacerlo a través de la página web oficial del artista.

Por otro lado, si deseas conseguir alguno de los últimos trabajos del cantante, puedes hacerlo a través del siguiente enlace.



¡Síguenos en Facebook y/o Twitter!

Toda la información sobre la música en español está en www.100x100musica.es