Entrevista y fotos: Gemma R. Vega


José Manuel Casañ conserva afiliados en su particular Seguridad Social. Aumentó su cotización al componer “Chiquilla” y a día de hoy no piensa en la jubilación. Tal como revela el cantante valenciano a 100×100 Música prepara nuevo trabajo para finales de año, cuando se cumple más de un lustro desde su último álbum inédito. Un disco-libro en el que repasará los momentos más icónicos de la historia de la música rock. Un viaje para el que reservamos plaza cuanto antes.

¿Ayuda proceder del municipio obrero de Benetúser para escribir rock?
Me alegro que me hagas esa pregunta. Creo que sí. Tener contacto con la calle es importante. Básicamente el rock es la calle. Aunque si nos paramos a pensar, los grupos de rock son de todos los colores, gente obrera pero también de familias acomodadas.

¿Son las letras de las canciones diferentes según la clase social a la que se pertenezca?
No creo, porque realmente lo que es importante es la educación, la curiosidad y la inquietud por hacer cosas. Sí que es cierto, que si conoces los problemas de tu vecino cantas sobre ellos con más facilidad. Seguridad Social viene de abajo, de dar caña, de ser políticamente incorrectos, de meter el dedo en la llaga… sobre todo al principio que éramos muy punkies y teníamos ganas de revolucionar.Entrevista a Seguridad Social¿Cuándo durmió menos: amasando pan, de gira o mientras componía?
(Risas). Amasando pan porque al principio tenía que compaginarlo con la gira. Entonces cuando tocaba cerca de Valencia, aún volvía a la pastelería a trabajar, porque el pan se cocía de noche. Tenía suerte cuando iba fuera. Así podía respirar. Cuando me iba a más de cien kilómetros pensaba “qué bien que esta noche no trabajo”. Ahí dormía poco. Aunque realmente cuando llegó el éxito multitudinario, con más de cien actuaciones al año, ahí se dormía y se descansaba poco. Y además, éramos muy fiesteros.

Entonces, ¿es nocturno a la hora de componer?
Sí, me gusta componer por la noche y me acuesto tarde. Aunque hay muchas fases. La etapa de creación, de la chispa, puede surgir en cualquier momento: en la furgoneta, paseando por la calle o en un sueño. Para el desarrollo, sí necesito la soledad, la alevosía y la nocturnidad.

¿Quién y qué hace subir el pan?
La hipocresía. Los políticos que empiezan, de cualquier color, prometiendo una cosa y que acaban siendo lo que criticaban. Aunque todos somos humanos, nos equivocamos y evolucionamos. A veces, es bonito recapacitar.

Le molesta que al teclear “Seguridad Social” en Google las primeras entradas sean al organismo público y no a la banda.
Fue muy curioso, porque cuando llegó Internet ya llevábamos mucho tiempo en la música. Intentamos hacer nuestras páginas oficiales, pero nos costaba mucho trabajo que la gente nos encontrara. Era algo que cuando elegimos el nombre no se podía prever. Ahí, la tecnología nos ganó. Se nos ocurrió en la cola de un ambulatorio. Las dos palabras “seguridad” y “social” nos pasaban desapercibidas hasta que nos dimos cuenta de que eran dos palabras muy serias.Concierto de Seguridad SocialA lo largo de la historia de Seguridad Social han pasado muchos y diferentes músicos. ¿Por qué nunca ha pensado en sacar un disco con su propio nombre?
Porque he hecho siempre lo que he querido. Soy el compositor, el cantante, el director de la banda y el dueño. Una de las características que busco en mis músicos es que sean muy polivalentes y sobre todo que ante cualquier locura no hubiera limitaciones.

¿Cómo ha envejecido esa “Chiquilla”?
Esa chiquilla es hermosa, lozana y un poco más mayor. Ha tenido niños. Pero se conserva fenomenal y sobre todo, cada día tiene más experiencia y también la conoce más gente. Se ha convertido en una leyenda.

¿La arruga sienta bien a las canciones?
A algunas sí y a otras no. Hay algunas canciones que no sabes muy bien por qué, pero envejecen muy bien y otras que a los tres o cuatro años ya no las puedes ni ver porque están fuera de uso.

Sus musas nunca han sido mujeres fatales, ¿significa que el sexo femenino se ha portado bien con usted?
(Titubea) No, realmente…la media…a ver cómo te explico…mis canciones son prácticamente autobiográficas. El 99% de las canciones del mundo hablan de amor y el 99% de las canciones de amor hablan de desamor. En medio de ese caos sentimental siempre he intentado romper esa historia triste y que hubiera mucha fiesta. Me encantan las canciones divertidas.Entrevista a Seguridad Social¿Es posible crear un éxito que supere a “Chiquilla” o a “Quiero tener tu presencia”?
Va a ser complicado. Me refiero a nivel de popularidad. Estoy convencido que tengo canciones que han costado mucho más trabajo hacerlas que “Chiquilla” y creo que son mejores. Pero es una cosa que no depende de ti. Las canciones corren. Tienen vida propia. Entonces, la gente las hace suyas, llegas en el momento adecuado, las radios empiezan a apoyarte…y luego sin darte cuenta, en mi caso agradezco y no sé la fórmula, pasan de generación en generación. No sé cómo se hace eso. Es complicado pero lo voy a intentar. Pero tampoco es algo que me quite el sueño. Sé que no escribo igual que antes, porque he vivido más. Si antes era más punzante ahora soy más poético. Pero realmente, el objetivo es el mismo.

Prometió disco nuevo para el 2014. ¿Qué lo ha impedido?
Sí, tenía que haber sido así. Pero ahora estoy metido en un proyecto que me ha ocupado casi cuatro años: un libro-disco con Paco Roca, el dibujante. Se trata de un compendio de los momentos más icónicos de la música rock en general. Son un conjunto de once canciones inéditas. Empezamos con una introducción africana que habla de la primera música negra que entra en América hacia 1700, luego de ahí nos iríamos al blues de los años 20, después al country de los años 30, y así evolucionando, poco a poco, pasamos por el rockabilly…Está hecho de forma que hay una historia para cada canción, pero al mimo tiempo el trabajo es un paralelismo entre el mundo del cómic y el mundo de la música, que sobre todo en los ochenta estaba muy unido y luego cada uno se fue para un lado, pero aún así comparten el espíritu común.

¿Una canción para cada época?
Sí, fue un año entero de duro trabajo de documentación. A pesar de que conocía muchas cosas intenté profundizar mucho. Es una fusión de estilos. Me he dado cuenta de que todo lo que he estado haciendo toda la vida era prepararme para este trabajo. Nos quedamos a mediados de los 70: el punk, el afterpunk, la música disco, la música electrónica, la word music, el pop latino que podía hacer Santana, la psicodelia, los inicios del heavy metal, el reggae con Bob Marley… decidimos parar porque no podíamos más.

¿Cuándo verá la luz?
Queríamos sacarlo hace ya tiempo, pero lo vamos a dejar para después del verano. Incluso podíamos haber presionado para hacerlo ahora, pero nos ha pillado un poco el toro porque se ha metido un director de cine también y vamos a incluir un documental del proceso creativo de cómo se hace una canción.

¿Quién lo va a producir?
Al ser un concepto nuevo, las casa discográficas no lo entienden. Parece que va más enfocado a una editorial de libros. No hemos decido aún cómo lo vamos a hacer, estamos en el proceso de terminarlo todavía. El disco ya está grabado hace tiempo, el guión lo acabamos hace un mes y ahora está terminando de colorear. Será un formato de cómic normal, con un disco de once canciones y el documental en DVD.

¿Sigue con la idea de cerrar la trilogía sobre el Mediterráneo que empezó con “Otros mares” y continuó en 2005 con “Puerto escondido”?
Sí, me queda pendiente. La tengo prevista porque la música del Mediterráneo me influyó mucho y me quedé muy rayado. No sé si todo el mundo lo entendió pero lo haré en su momento y será mucho más de raíz, me temo.

El tuerto es el rey”, “El oro de la gallina de los huevos”, “Botas de siete leguas”, “El mundo al día en 80 vueltas”…¿por qué le gusta jugar tanto con el lenguaje?
Me gusta mucho porque me fascina la poesía. Me gusta estrujarme la cabeza. Siempre hay mensajes privados que los dejo caer y a veces hay gente que los capta y otra que no tiene ni puta idea. Recuerdo cuando compuse “El Viajero” que es una de las canciones que más me ha costado que hice al incluir todas las preposiciones en orden.

Esos juegos de palabras, ¿se los propone o salen solos?
Hay que pensar mucho. Darle muchas vueltas. Por ejemplo, con “El Viajero” me propuse hacer todas las preposiciones y sin repetir ninguna. Me costó mucho no repetir “de” y “en”.

¿Explosionó a los pastelitos de merengue porque es valencianista?
Era una mezcla de estar trabajando en una pastelería, estar rodeado de merengues…estaría borracho (risas).Concierto de Seguridad Social¿Cuánto de patrio tiene José Manuel o solo la “ñ” del apellido?
Me siento valenciano y español, sin ningún problema. Aunque mi apellido original es con “n” e “y”, pero luego se castellanizó hace mucho tiempo y ya lo he dejado así. Lo veo bien de las dos maneras. No me preocupo por esas cosas.

Con la marca España bajo mínimos. Si tuviera que lanzar ahora “Furia Latina”, ¿se hubiera decantado por la imagen de un toro en la portada?
La tengo tatuada (muestra el antebrazo izquierdo). Realmente no fue idea mía, fue del diseñador Paco Bascuñán, que desgraciadamente ya no está con nosotros. El toro que sale en la portada soy yo, porque soy Tauro. Me gusta el toro como animal pero las corridas ni fu ni fa. Las corridas no son mi guerra. No quiero ni entrar. En aquel momento, creo que era una buena marca sobre todo porque teníamos una proyección tremenda en Latinoamérica.

Concierto de Seguridad SocialUn recuerdo de la mili.
Muchos y muy buenos. En un permiso fui al estudio de grabación en Madrid vestido de militar. Le había dejado la ropa de paisano a un amigo y no me la había devuelto. Yo estaba en el estudio vestido de militar cantando punk. Lo más absurdo que has visto en tu vida. También estuve en la banda y conocí a mucha gente.

¿Sigue colaborando con la iniciativa benéfica de la Casa Ronald McDonald (una casa para familias con niños en tratamiento hospitalario prolongado)?
Sí, este es el tercer año que hemos organizado el festival. Desgraciadamente dejamos a 200 personas en la calle. Se está cogiendo con mucho interés. Lo solemos hacer entre octubre y noviembre. Se está convirtiendo en una convención social importante en Valencia, donde viene mucha gente que a lo mejor no tiene tanto contacto con la música. Nosotros lo hacemos por ayudar.

Está a punto de cumplir 40 años en la música, ¿ve muy lejos o muy cerca la jubilación?
No la veo (risas). La música es mi vida. Recuerdo que decía Bob Dylan que estamos en una gira infinita. Desde 1981, que empezamos siempre hemos estado de gira, salvo en 1996 porque estábamos saturados y cansados. Fue una vorágine que no nos esperábamos aunque te prepares para el éxito, este llega, te tumba y te mueve la cabeza. Sentí un vértigo extraordinario y pensé “esto no lo quiero volver a hacer”. Yo me moriré cantando. Lo tengo claro. Yo retirarme jamás.

Otras publicaciones relacionadas: