Entrevista a Paco Ortega: Pedro Ángel Sánchez


Entrevistar a Paco Ortega es entrevistar a “la música”. Pocos son los profesionales del medio que han vivido las diferentes facetas de ésta en primera persona: como cantante, como compositor, como productor… Un artista en todas sus formas al que la etiqueta de “flamenco” le queda corta. Quizá porque pesan demasiado sus éxitos a la vera de Niña Pastori, Camarón o bandas sonoras como la de “Sobreviviré”, pero que no desmerecen a otros muchos proyectos relacionados con la música ‘indie’ o la canción de autor. Ahora Paco Ortega presenta “Canciones sin prisa”, su nuevo disco en solitario con el que hemos charlado largo y tendido en 100×100 Música, la revista digital de la música en español.

Paco, ¿qué significa para ti este nuevo álbum?

Desde hace ya varios años decidí dedicarme fundamentalmente a producir y a componer para otras personas y desarrollar otras aventuras relacionadas con la música bastante “ilusionantes”, dejando mi faceta de cantante apartada para “de vez en cuando”. Cada cinco o seis años esa faceta vuelve a salir a la luz y esta vez lo ha hecho con Canciones sin prisa. Es un trabajo pensado y compuesto en los ratitos que me han dejado los proyectos de los demás y donde he querido recoger un ramillete de canciones hermosas, en esta ocasión muy minimalistas y muy poéticas.

¿El corazón es la mayor fuente de inspiración a la hora de componer?

El sentimiento que hay detrás de todo lo que mueve cada una de las canciones es fundamentalmente el amor a la vida, el amor a las personas, a las situaciones, a los lugares… canciones de paco ortega

Lanzar trabajos propios como cantante cada cinco o seis años, para dedicarte a producir el de otros artistas y regalarles tus composiciones en lugar de interpretarlas tú mismo, ¿es un acto de generosidad?

Hay un momento en el que, no sé muy bien los motivos, decidí desaparecer de la primera línea para adoptar el puesto de “entrenador” y dejar a un lado el de “jugador”. Supongo que es por egoísmo, porque esta nueva posición me hace mucho más libre.

Lo que más pena me da es haber perdido el contacto continuo con el público que es muy hermoso. Pero por otro lado estar fuera de la pantalla, no tener que estar continuamente dando muestras de cara a los demás, me permite componer desde el refugio de mi casa en el campo y trabajar como un artesano en Musigrama, mi estudio de grabación.

Gracias a ello puedo permitirme trabajar continuamente en nuevos proyectos totalmente diferentes. Por ejemplo, ahora mismo estoy terminando un disco de flamenco puro, a la vez estoy a punto de empezar la producción de un disco de flamenco-jazz y estoy a mitad de la grabación de un proyecto indie.

Intuyo entonces que echas poco de menos la popularidad que adquiriste en aquellos años de rotundo éxito con Paco Ortega e Isabel Montero.

Intuyes bien. Fueron años que recuerdo con muchísimo cariño, en los que hacíamos cada año 50 o 60 conciertos y a los que les debo todo. Yo por entonces ya tenía una carrera importante como compositor pero no me conocía nadie. Gracias a Paco Ortega e Isabel Montero la gente comenzó a hacerlo… y lo más importante, comenzó a quererme.

Lo que pasa es que llegó un momento en el que me observaba a mí mismo y sentía insatisfecho: cantando continuamente el mismo repertorio, hablando siempre de “yo”, “yo”, “yo”… y entrando en una mecánica que hasta me hacía presentar las canciones de la misma forma en cada ciudad. Se perdió la magia y empecé a aburrirme. Quizá porque en mente ya tenía planes importantes para mi futuro.

Curiosamente un “parón” obligado que tuve durante dos años tras grabar mis primeros discos ya en solitario, por un litigio que tuve con la multinacional a la que pertenecía, se convirtió en el ingrediente que terminaría dando sentido a mi vida artística, ya que eso fue lo que me hizo adentrarme en la aventura de comenzar a producir a otros artistas.canciones de paco ortega

Trabajos que en muchos casos han sido auténticos “bombazos” como pueden ser los de Las Ketchup, Manuel Ruíz “Queco” o la banda sonora de la película Sobreviviré. ¿Se viven de la misma manera los éxitos cuando son “de otros” y no de uno mismo?

Sí, lo que pasa es que cuando uno va cumpliendo años empieza a vivir y a sentir el éxito de otra manera. Para mí el éxito a día de hoy no tiene nada que ver con la popularidad. Cuando pasa el tiempo uno entiende que el éxito es levantarte por la mañana y ver que sigues dedicando tu vida a eso con lo que siempre habías soñado, a aquello que siempre quisiste ser.

Para mí el éxito es todo lo que hago. Por eso, cuando en alguna ocasión me han premiado por algún trabajo, siempre se lo he dedicado a esos otros que no han pasado el muro del gran público y que, en muchos casos, han sido hermosísimos. Posiblemente mucho más hermosos que aquellos que sí lograron ese “éxito”.

¿De qué depende que un álbum traspase ese muro? ¿Hay alguna fórmula?

Después de tantos años uno ya sabe qué debe ocurrir para que eso suceda. Lo que pasa es que, aunque lo sepas, no quiere decir que siempre se cumpla. Lo que si te digo es que si se cumple es porque varios eslabones de una misma cadena funcionan simultáneamente. Es decir, tiene que haber un buen artista, un buen producto, un buen discurso, un caldo de cultivo que esté pidiendo ese tipo de propuesta, una compañía importante que se lo crea y que apueste por él en todos los sentidos… y, por supuesto, un poquito de suerte.entrevista a paco ortega

¿Pesa mucho la etiqueta de “flamenco”?

Entiendo que cuando uno ha obtenido resultados importantes, como me ha ocurrido a mí, en la grabación de algunos de los discos de Camarón, de Niña Pastori, de José Mercé o “El Cigala”,  te cuelguen la etiqueta. Pero yo no soy más flamenco que cantautor, músico electrónico o popero.

Paco, ¿hay que tener muchas ganas para querer dedicarse a la música hoy en día?

Muchísimas. Hace justo hace unos días escribí un artículo para un medio titulado La paradoja de ser músico en 2018. No deja de ser curioso que la elección de dedicarse a la música en los años que nos toca, nunca ha sido más complicada, más ingrata y más difícil que ahora, precisamente en el momento de la historia en el que se escucha más música que jamás se escuchó.

Si quieres conseguir Canciones sin prisa, el último álbum de Paco Ortega, o algunos de sus últimos trabajos, puedes hacerlo a través de este enlace a Amazon.


Síguenos en Facebook y/o Twitter!

Toda la información sobre la música en español está en www.100x100musica.es