Entrevista a Lérica: Pedro Ángel Sánchez


“Mi rumbera” se ha convertido en la canción definitiva para Lérica, un trío de chavales repletos de energía e ilusión que contagian alegría y buen rollo en cada entrevista. Risas que también se escuchaban de fondo minutos antes de que el equipo de 100×100 Música se encontrara con ellos. Unas sonrisas que después continuaron en una charla que se convirtió en lo que podía haber sido perfectamente una quedada entre amigos.

¿Cómo estás viviendo el éxito cosechado con Mi rumbera?

Juan Carlos: Está siendo alucinante. La acogida, en comparación con los sencillos que habíamos presentado hasta ahora con nuestro primer disco (Cien mil motivos), no tiene nada que ver; sobre todo en tiempo. Que en un mes y medio el vídeo haya alcanzado los dos millones de visitas es algo increíble. Estamos muy emocionados y, a la vez, con muchas ganas de seguir creando más cosas lo suficientemente buenas para estar a la altura.

Las cosas os están yendo muy bien a pesar de la juventud del grupo. ¿Os esperabais esta evolución tan positiva?

Rubén: Uno siempre lucha por ello y quiere creer que puede ser posible. Sí que es verdad que aunque hace año y medio comenzamos a darnos a conocer, Lérica ya lleva cuatro años trabajando para este momento, independientemente de lo que cada miembro del grupo lleva a sus espaldas en solitario.

De todo lo que os ha pasado en este tiempo, ¿qué es lo que os ha sorprendido más gratamente?

Son muchas cosas las cosas buenas: el cariño de nuestros seguidores, el actuar ante miles de personas en algunos escenarios… Y compartir escenario con muchos de los artistas a los que hemos admirado toda nuestra vida. Pastora Soler, Álex Ubago, Rosana… o Malú y Carlos Rivera que nos invitaron a abrir algunos de sus conciertos.entrevista a lérica¿Imponen más los conciertos más íntimos o los más multitudinarios?

Tony: A mí al menos los más pequeños. Eso de ver tan de cerca cómo la gente te está mirando me intimida más. En un gran escenario te contagias del ambiente de miles de personas y es una sensación brutal, pero al final, los focos te ciegan y pierdes un poco la perspectiva de la magnitud. La intimidad de los pequeños conciertos es más difícil de disimular.

¿Qué creéis que aporta un grupo como Lérica al panorama actual de la música en español?

Rubén: Creemos que actualmente no hay un trío de cantantes jóvenes que hagan el tipo de música que hacemos nosotros y que, además de cantar, compongan y sean músicos, como es nuestro caso.

¿Coincidís mucho en vuestras referencias musicales?

Juan Carlos: En general sí. Nos parecemos mucho en lo personal y también en nuestros gustos musicales. Sí que es verdad, que en cuanto a sonidos un poco más urbanos, de la línea de Mi rumbera, Tony nos ha enseñado mucho. Tiene una visión especial para dar con el sonido más comercial. Si quieres montar algo que tenga éxito, ¡llama a Tony Mateo porque te monta un negocio en un segundo! Y encima… ¡triunfas! (Risas)

Tony: ¡Qué le voy a hacer! ¡Sé vender desde que salí de la barriga de mi madre! (Bromea)

¿Qué es para vosotros lo más divertido de este oficio?

Rubén: Esto. Es verdad que la promoción es muy cansada, porque son muchos viajes, muchas horas de entrevistas… pero para nosotros son ratos de risas. Las vivimos como si estuviéramos de campamento: con fuerza, con ilusión y con ganas de pasarlo bien.

Tony: Cada viaje es como si fuera una aventura. Cuando tiempo atrás hemos hecho lo mismo en solitario, no lo hemos vivido de la misma manera. Ahora disfrutamos más.

¿Qué os dice vuestra gente de todo lo que os está pasando?

Juan Carlos: Están felices. Afortunadamente todo esto que nos ha llegado significa devolverles de alguna manera todo lo que han hecho por nosotros a nivel emocional, económico… Yo sin mis padres no hubiera sido nada.

Rubén: Es verdad que ahora llevamos mucho tiempo fuera de casa, pero no deja de ser algo positivo que nos está permitiendo abrirnos un hueco en este difícil mundo de la música.

Tony: Yo creo que yo echo más de menos a mi madre que ella a mí (risas). Porque siempre está con mi hermano de gira (Abraham Mateo), quizá por eso en mi caso, en el de mi familia, esto de estar de viajes por temas de trabajo es algo muy habitual a lo que estamos muy acostumbrados.

¿En qué crees que andaríais metidos si las cosas no os hubieran ido tan bien en la música?

Juan Carlos: Yo creo que me dedicaría a la música dentro de un estudio de producción, dando clases de canto, o algo similar.

Rubén: Intentaría estar metido en la música de una manera u otra, aunque fuera tocando el piano para otros artistas. Y si no, como me he dedicado a aprender y enseñar artes marciales durante muchos años, quizá estaría formando a chavales. O incluso preparándome para bombero que siempre me ha gustado esa profesión.

Tony: Yo lo tengo claro. No sabría hacer otra cosa que no fuera esto, lo mío es también vocacional. Como que hay muchas formas de dedicarme a la música, si no fuera encima de un escenario (a lo que somos adictos), trabajaría en ella desde la composición para otros artistas o en la producción en un estudio de grabación.

¿Cómo será vuestro nuevo sencillo?

Juan Carlos: Dudábamos si volver con un tema que siguiera la estela baladista de nuestras primeras canciones o si seguir por la línea de Mi rumbera que tanto está gustando. Al final ha ganado la segunda opción, y todo apunta que además tendrá una colaboración importante. ¡Viene el otoño y hay que enfrentarlo con alegría!

¿Ya está elegida esa colaboración?

Juan Carlos: Puede… (risas)

Otras publicaciones: