Quedamos con Drexler en la mítica Sala Galileo de Madrid. El concierto que ofrece esa misma noche junto a Depedro en “Cómplices de Mahou” nos permite charlar con el cantautor uruguayo durante unos minutos: de su último disco “Salvavidas de hielo”, de su manera de ver la vida a día de hoy y, por supuesto, de música. Una entrevista a Jorge Drexler que se convierte en una charla que se hace demasiado corta pero que nos regala el privilegio de adentrarnos, al menos durante unos minutos, en el universo personal de unos de los compositores más importantes de la música en español.

Entrevista a Jorge Drexler: Pedro Ángel Sánchez 

Jorge, ¿qué sigues sintiendo minutos antes de salir a un escenario?

Expectativa, alegría y nervios. Por un lado tienes unas ganas tremendas de estar ahí arriba, pero, por otra, una parte de ti tiene una ganas enormes de salir corriendo. Afortunadamente ésta última está bastante bajo control desde hace algún tiempo.

¿Y qué hace uno cuando está deseando salir corriendo?

Uno se planta, se ata el mástil del barco y trata de tirar de la estadística, de la cantidad de conciertos que ha dado para darse cuenta que quizá la cosa no sea tan grave como uno está sintiendo en su interior. La parte buena de cumplir años es que uno va sentando una base profesional que te da una serie de garantías. Confiar en tu equipo y en uno mismo es un proceso sanador.entrevista a jorge drexler¿Qué crees que el Jorge Drexler de los inicios diría al Jorge Drexler del 2017?

¡Qué buena pregunta! No lo sé… Yo creo que estaría muy contento. Si ese Jorge del año 92 que comenzó a actuar en garitos en los que no había más de treinta personas esperándole viera actuaciones como las de esta noche en las que hay un público fiel, que se sabe sus canciones, que después de 25 años siguen teniendo ganas de volver a verle actuar y que muchas de tus temas son parte de su vida, yo creo que estaría muy contento. Todo lo que me ha pasado es un sueño.

Público que al poco tiempo de lanzar al mercado tu último disco Salvavidas de hielo, ya se sabe muchas de esas nuevas canciones…

Es un público que tiene mucho tiempo libre… (bromea). Mucho tiempo libre y mucho amor. Yo también le dedico mucho tiempo a esos artistas que me gustan, cuando me engatuso con un disco compito con mis niños (de 8 y 6 años) en obsesión. Me encanta porque sus palabras favoritas cuando les gusta un disco o una canción es “otra vez”. ¡He hecho pruebas con ellos y te aseguro que son capaces de aguantar escuchando la misma canción más de 20 veces durante un viaje! (Risas)

¿Cuales son esos discos que os han “engatusado” a ti y a tus hijos?

Estuvimos muy “colgados” a un disco de Caloncho, un artista mexicano que os recomiendo muchísimo; y al de otro mexicano, David Aguilar, que se convirtió en la canción que escuchábamos todos los días durante una larga temporada los 15 minutos que duraba el trayecto de casa al colegio.

Les gusta cosas muy curiosas. Por ejemplo, Calle 13. Pero también Blossom Dearie, una pianista de jazz que les ponemos para dormir; duermen con mejor música que la que hace su padre (risas).

entrevista a jorge drexlerJorge Drexler y Depedro durante su actuación en “Cómplices de Mahou” en Madrid

¿Es importante emocionarse para crear?

Sí, supongo que cada único tiene su método para hacerlo; pero en mi caso, yo voy tras la emoción. Voy como el que va buscando un perfume en un jardín de noche, donde sabes que hay una planta que huele pero no sabes cuál es y tienes que ir entre la maleza hasta encontrarla. Se trata de hacer un barrido emocional, a veces, durante muchas horas hasta que el perfume te embriaga.

A día de hoy, ¿a qué le sabe la música y a qué le sabe la vida a Jorge Drexler?

Me parece muy interesante que me hagas esta pregunta hecha en conjunto. Me sabe dulce, es un muy buen momento para mí en el trabajo, en la vida en general.

El tiempo te va permitiendo aprender de la importancia de los salvavidas efímeros, esos que no importa que sean de hielo porque lo que realmente importa es que te salven la vida.

Estoy a flote y estoy muy contento de estarlo, sobre todo porque después de los 50 uno empieza a darse cuenta que no todo flota para siempre. Cuando comprendes eso empiezas a valorarlo todo de otra manera. Como decía Lennon, “You don’t know what you got, until you lose it“.

Si quieres hacerte con Salvavidas de hielo, el último disco de Jorge Drexler puedes hacerlo a través de este enlace.



¡Síguenos en Facebook y/o Twitter!

Toda la información sobre la música en español está en www.100x100musica.es