Guillermo “Willy” Bárcenas, vocalista y compositor, y Antón Carreño, guitarrista, están al frente de Taburete, el fenómeno musical del momento. Un grupo pop en alza que arrasa en Internet y cuelga el cartel de “no hay entradas” a su paso. 100×100 Música ha estado en uno de los conciertos de Taburete vividos en Galicia.

Crónica y fotos concierto Taburete: Gemma R. Vega

Taburete, Taburete, Taburete, solamente Taburete. Al margen de las grandes industrias discográficas, la banda capitaneada por Willy Bárcenas ha acumulado, desde el lanzamiento de su primer disco hace dos años, aptitudes suficientes para dejar de ser catalogada como menor. Así, lo demostró una vez más, en su primera cita con Compostela, auspiciada por Vodafone Yu Music Show, para la cual las entradas se agotaron en pocas horas.Concierto de TabureteWilly logró encandilar al público gracias a su carisma personal, desde el primer verso. Se desmelenó, bebió, se arrastró, danzó y posó una y otra vez sobre el escenario, conocedor de que cualquiera de sus gestos le dejaban bien ante el espejo o ante la cámara. El artista sirvió una ensalada de ritmos aliñada a golpe de pop fresco, cuasi romántico, salteada con giros flamencos junto a sabores mexicanos y ska difuminado. Fue una noche eufórica en la que la formación madrileña repartió, a casi partes iguales, los temas de sus dos álbumes auto-editados Tres tequilas (2015) y Dr. Charas (2016).

Con un “buenas noches, Santiago”, apareció Antón Carreño, guitarra en mano. A continuación, entre los cinco músicos, irrumpió Willy con descaro, luciendo camiseta del grupo de punk, Misfits, pasadas las diez. Y de este modo, la joda comenzó con una visita a México D.F., aceptando una ronda más con los amigos Al alba, mientras que las camisas se desabrochaban con intenciones desconocidas en Luna (voy a por ti) y se hacía parada en Kaiserlautern. Poco a poco, los presentes se adentraron en el mundo Taburete. Un lugar sobre el que el propio Willy ha declarado, en más de una ocasión, que “hay metáforas” que solo él entiende. Resultó ser una atmósfera de verbena permanente y de amores olvidados a cada trago. Estribillos empapados en alcohol, sin reproches ni arrepentimientos, alejados del reguetón, pero igual de sensuales: “tu cuerpo ha bailado desnudo dentro de mi coche”.

Dedicó Las últimas flores a una amiga que “nos ha acompañado desde el principio”, apuntó Antón. Y dio paso al alboroto de Dr Charas y El viaje. Luego, se dejó llevar por el placer de las curvas de Ella, que “viste de esmoquin, vaqueros y bambas Cherokee”. En ese punto del concierto, las linternas de los móviles iluminaron a Hijos del soul. Pero Taburete no es de los que necesita momentos íntimos para conquistar. Y, de nuevo, convulsión con Dos tequilas y Mariposas.

Seguidamente, desfilaron los nombres propios de Fernando El rey del contrabando, las voces de Johnny Pistolas y las diez vidas de Walter Palmeras.concierto de tabureteEn el segundo tramo, tras el clásico retiro, la efervescencia hormonal alcanzó cierta madurez con el éxito Sirenas. Sobredosis de hedonismo al airear las juergas en Amos del piano bar para, en palabras de Willy, “enfilar la senda de la perversión de la joda completa” Caminito a Motel.

Y cuando se creía que el espectáculo ya había dado todo de sí, llegó el cierre. Más allá de un trámite con foto de rigor, la banda volvió a cabalgar a lomos de México D.F. ¡Qué la joda siempre continúe en Casa de Dron!Concierto de Taburete

Fechas de la gira Taburete

15 de diciembre. Salamanca

22 de diciembre. Madrid (Taburete + Hombres G)

28 de diciembre. Madrid (Taburete +Hombres G)

29 de diciembre. Gijón

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

¡Síguenos en Facebook y/o Twitter!

Toda la información sobre la música en español está en www.100x100musica.es