Reportaje: Pedro Ángel Sánchez (@pedroangelsanch)


Son muchos los artistas españoles que se han presentado ante Europa para participar en el Festival de Eurovisión. En más de una ocasión la plataforma perfecta para que muchos artistas se den a conocer y a raíz de ese momento dar salida a una carrera meteórica, que en muchos casos, ha terminado consolidándose con el paso del tiempo. Artistas españoles en Eurovisión, que fueron algo más que eso.

 

BAREI

Eso va a ser precisamente lo que va a intentar conseguir Barei, la representante española en Eurovisión este 2016, a pesar de defender nuestra candidatura con una canción en inglés, Say, yay!. Su paso por el Festival podría quedar en una simple anécdota en su trayectoria como ocurrió con artistas como Lucía Pérez, Ramón o Son de Sol, o que signifique el trampolín definitivo para conseguir un hueco dentro del panorama musical de nuestro país.

Y es que, lo que hoy en día se ha convertido en la plataforma perfecta para que nuestros candidatos sean conocidos por el gran público hace unos años los artistas que nos representaban eran todo lo contrario, eran auténticos ídolos de la música en español.

 

JULIO IGLESIAS

Y si no, que se lo pregunten a artistas como Julio Iglesias que en pleno éxito, en 1970. se presentó ante Europa con una canción que terminaría convirtiéndose también en una de los temas más emblemáticos de toda su carrera, Gwendolyne.

 

RAPHAEL

Tan sólo unos años antes Raphael, uno de los artistas más míticos de la música en español, cantaba para toda Europa representando a España cuando ya había cosechado varios éxitos a nivel nacional e internacional. Incluso, ya había hecho sus pinitos en el cine protagonizando alguna que otra película. Lo haría con una canción que terminó grabando en varios idiomas y que aún hoy en día muchos tarareamos. Nos vamos hasta 1966 con “Yo soy aquel”. Un año después Raphael repetiría experiencia con “Hablemos del amor”.

 

 

KARINA

“Las flechas del amor”, “Romeo y  Julieta”, “La fiesta”… son sólo algunas de las canciones más recordadas en la carrera musical de Karina. Cuando la carismática y pizpireta artista se presentaba ante Europa en el afamado Festival todas esas canciones ya eran éxito y ya formaban parte de la memoria sentimiental de aquella generación. Fue entonces cuando en 1971 llegó “En un mundo nuevo”. Karina quedaba en segunda posición, sólo por detrás de Mónaco.

 

 

MOCEDADES

Por su parte, Mocedades llegarían al Eurovisión pocos años después de debutar en la canción, allá por 1969. Lo harían en 1973 de la mano del tema “Eres tú”, compuesta para la banda los Uranga por Juan Carlos Calderón. Mocedades marcaban un antes y un después en su carrera al conseguir la segunda posición con 125 puntos, la puntuación más alta conseguida en todas las ediciones del festival por España.

 

PERET

Uno de los padres de la rumba catalana tampoco se resistió a que Europa bailara y tocara las palmas al son de sus canciones. Cuando Peret llegó a Eurovisión ya había grabado temas como “Una lágrima”, e incluso había convertido en internacional rumbas como “Borriquito”. Para Eurovisión, a dónde llegaría en 1971, optó por una rumba de lo más optimista “Canta y sé feliz”. La rumba de Peret nos colocó en novena posición.

 

PALOMA SAN BASILIO

En el caso de Paloma San Basilio, Eurovisión llegaba tras haber convertido ya en números 1 temas como “Beso a beso dulcemente”. Por entonces, “la San Basilio” ya había protagonizado, entre otros, el musical Evita y había hecho sus pinitos como presentadora de televisión. La voz de “la San Basilio” nos colocaba en 1985 en el quinceavo puesto con “La fiesta terminó”.

 

A grandes rasgos se podría decir que a partir de entonces los representantes de España en Eurovisión pasaron de ser grandes estrellas a cantantes no tan conocidos o nuevos talentos que pretendían convertir Eurovisión en su gran oportunidad.

 

SERGIO DALMA

Algunos como Sergio Dalma o Azúcar Moreno lo conseguirían. Otros, se tuvieron que conformar con formar parte de la historia del festival y poco más. Es el caso de artistas como Anabel Conde, Antonio Carbonell,  Ramón o Lucía Pérez. 

 

PASTORA SOLER

Para otros, como Pastora Soler, supuso un revulsivo en una carrera que había perdido el interés por parte de muchos. Su participación en Eurovision consiguió volver a colacarla en el puesto que se merecía dentro de la música y que muchos incrédulos ante su representación eurovisiva se quedaran boquiabiertos al escucharla cantar sobre el escenario el que es ya todo un clásico, “Quédate conmigo”.

 

Reportaje: Pedro Ángel Sánchez (@pedroangelsanch)