Amistades Peligrosas llegaron en la década de los 90 dispuestos a poner “calentito” el panorama musical de nuestro país con canciones que a día de hoy son auténticos himnos de la música en español.

Alberto Comesaña ya tenía experiencia en el tema gracias a formaciones como Semen Up, que en los 80 pegó muy fuerte con temas como “Lo estás haciendo muy bien“.

Cristina ya tenía también experiencia en eso de los escenarios, incluso había grabado algún trabajo en solitario años antes de comenzar su aventura con “amistades”.

Sin embargo, la mezcla explosiva que formaba con Cristina del Valle hizo posible que el dúo se convirtiera en pieza clave del pop español de aquellos años.

Entre sus éxitos “Africanos en Madrid“, “Me quedaré solo” o “Estoy por ti“. Un repertorio en el que se combinaban casi a partes iguales temas de contenido social con esos otros un tanto subidos de tono.

Precisamente esa diferencia tan marcada entre unas canciones y otras, fue el principio del fin para la formación. La línea por la que querían llevar las canciones Alberto y Cristina cada vez les hacía distanciarse más y finalmente el dúo decidió poner punto y final a su relación, primeramente personal, y posteriormente profesional.

Actualmente ambos componentes siguen llevando sus canciones en directo con intérpretes diferentes. Cristina en España y Comesaña por Latinoamérica.