Alejandro Sanz ha vuelto a mostrar su cara más solidaria. Esta vez como embajador de honor de la Fundación Juegaterapia, que ha donado 100 000 euros a Amigos del CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas) en ayuda contra el cáncer infantil.

Música en español

Con la compra de los pañuelos “Baby pelón” colaboras con la Fundación Juegaterapia

Los fondos para financiar este proyecto provienen de los beneficios obtenidos de la venta de los pañuelos “Baby pelón” que el cantante diseñó junto a su hija Manuela. Se acaban de cumplir dos años desde que el artista madrileño plantara el primer árbol en la azotea del Hospital 12 de Octubre de Madrid para convertirlo en “El  jardín de mi hospi; todo para que los niños puedan disfrutar de un espacio en el que jugar.

Sanz acaba de recibir también el Premio Internacional Yo Dona a la Labor Solidaria por su reacción ante la discusión de una pareja en uno de sus conciertos el pasado 21 de febrero en México. Al ver cómo el hombre increpaba a la mujer detuvo la música, descendió del escenario e hizo que expulsaran al individuo. Alejandro se convierte así en el primer hombre que recibe este galardón.

El intérprete de “Corazón Partío ” está involucrado en varios proyectos solidarios, entre ellos, la lucha por la salvación del Ártico con Greenpeace, llegando a conseguir también el compromiso de Barak Obama de fomentar políticas a favor de la zona. Meses después, EEUU rechazó permisos a petroleras para perforar en él y declaró el 10% de su superficie protegida. Donó también la recaudación de un concierto en Tenerife a ONG locales y viajó a Zimbabue a conocer los proyectos de Médicos Sin Fronteras con niños con VIH.

Así es Alejandro Sanz, con un corazón tan grande como su arte.

 

Otras noticias relacionadas: